¿Qué es una monografía?

La palabra monografía es empleada con distintos alcances; Umberto Ecco, por ejemplo, en Cómo se hace una monografía se refiere a textos de 100 a 400 páginas redactados durante una carrera por una o varias personas, sobre un tema referido a los estudios en que debe doctorarse. Luego de rendir todos los exámenes correspondientes a la carrera el estudiante presenta la tesis frente a un tribunal como un requisito necesario para obtener el titulo de licenciado o doctor.

A lo largo del documento se usará el término monografía, en un sentido amplio, para denominar los textos de trama argumentativa y función informativa que organizan, en forma analítica y crítica, datos sobre un tema recogidos en diferentes fuentes.

En nuestro medio, por ejemplo, muchos profesores piden a sus alumnos que realicen una monografía sobre un tema específico mientras que algunas escuelas la exigen como cierre de una etapa o ciclo. Si bien las situaciones son distintas, hay reglas, tradiciones, particularidades, que resultan comunes.

Estos trabajos menos pretenciosos, sirven para evaluar la capacidad del autor para trabajar científicamente en forma independiente y, como se verá, cumplen los requisitos de las monografías de doctorado, aunque son más breves y sencillos.

Sigue leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La Casa del Trueno

[Leyenda Totonaca]

La historia que voy a contarles, ocurrió antes de la llegada de los conquistadores españoles al actual territorio de Veracruz, incluso, antes aún de que los Totonacas lo poblaran. Fue hace tanto… pero tanto tiempo… que ya ni siquiera los ancianos pueden recordarla.

Entre las ciudades de Totomoxtle y Coatzintlali, existe una caverna, a la que no se llega con facilidad y en la que antiguos hechiceros levantaron un templo dedicado al Dios del Trueno.

Cuando llegaba el tiempo de la siembra, siete augures caminaban por la noche a través de la selva. No importaba si el clima era benigno o no acompañaba, si estaban heridos o enfermos. Ellos, siete veces en la noche invocaban a los dioses, gritaban, entonaban cánticos a los cuatro vientos. Siete sacerdotes a los cuatro vientos era la clave, porque cuatro veces siete equivale a los veintiocho días que componen el ciclo lunar. Esos viejos sacerdotes, a veces maltrechos, hacían sonar el gran tambor del Trueno, lanzaban flechas encendidas al cielo y sacrificaban animales en la cueva para mantener despierto a su dios.

Sigue leyendo

Publicado en Cuentos clásicos | Deja un comentario

El Callejón del Diablo (Tradicional mexicana)

Hasta hace algunos años existía, a corta distancia de lo que hoy es el centro de la ciudad, una estrecha callejuela conocida con el nombre de Callejón del Diablo.

La citada vía, consistía en un pasadizo sombrío bordeado de árboles frondosos y atravesaba un paraje solitario en el que, a modo de vivienda, se descubría una casucha paupérrima habitada por un tísico.

Ya sea por el enfermo, por el nombre del callejón o quizá por su lobreguez, el hecho es que poca gente se aventuraba de día por esa ruta; y quien la utilizaba, procuraba salvar su recorrido apresuradamente.

Sigue leyendo

Publicado en Cuentos clásicos | Deja un comentario

Edgar Allan Poe

Escritor, poeta y crítico estadounidense, mundialmente conocido como el maestro del relato corto,  de terror y misterio, nació en la ciudad de Boston, el 19 de enero de 1809.

Sus padres eran actores de teatro. Su madre trabajó sobre el escenario representando a Ofelia y Cordelia de Shakespeare, hasta pocos días antes de dar a luz.

Fue abandonado a los nueve meses por su padre y a los dos años quedó huérfano de madre.

Edgar Allan Poe fue educado por Frances y John Allan, un acaudalado hombre de negocios de Richmond (Virginia), que fue su padrino, de 1815 a 1820 vivió con él y su esposa en el Reino Unido, donde comenzó su educación en un internado privado.

Sigue leyendo

Publicado en Autores | 1 comentario

El Cuervo

De Edgar Allan Poe

I

En una noche pavorosa, inquieto
releía un vetusto mamotreto
cuando creí escuchar
un extraño ruido, de repente
como si alguien tocase suavemente
a mi puerta: «Visita impertinente
es, dije y nada más » .

Sigue leyendo

Publicado en Sin categoría | 1 comentario