Nuevas estrategias para potenciar la innovación

Los avances tecnológicos han generado el desarrollo de herramientas como las aceleradoras corporativas, el Venture Capital y los Laboratorios de Innovación para crear nuevos negocios.

Para que una sociedad evolucione necesita implementar investigación, innovación y desarrollo tecnológico y para hacerlo solo era necesario alinear tres instancias que son empresa, universidad y gobierno o el Modelo de la triple hélice. Bajo este formato el estado debe legislar, financiar y regular la propiedad intelectual. Por otra parte, la universidad necesita generar conocimiento y transferirlo mediante acuerdos con las empresas, que están en la obligación de transformar la investigación en innovación y llevarla a la sociedad, obteniendo beneficios económicos por los que pagará impuestos, produciéndose un retorno y cerrando el círculo económico.

Pero con los años esto ha evolucionado, el modelo de la triple hélice no es aplicable al contexto actual porque la sociedad ha cambiado. La gente ya no quiere estar en el rol de espectador o consumidor de la innovación, busca participar de todo el proceso, incluso desde el diseño.

Las Startups

En ese contexto, si algo ha transformado el entorno empresarial, ha sido la aparición de las Startups, organizaciones que, sin validar un modelo de negocio, necesitan crecer muy rápidamente para generar barreras de entrada a nuevos y potenciales competidores. Las Startup son compañías que poseen una capacidad de ejecución ágil, de adaptación y gestión del caos, características que no se identifican con facilidad en las empresas tradicionales. Además, por la gran juventud de sus fundadores, las startups trabajan sobre una base digital que busca romper reglas, apostando por la creatividad.

A todo lo antes mencionado, es importante sumarle la madurez a la que está llegando el ecosistema emprendedor, que ha permitido la aparición de conceptos y estrategias como el Corporate Venturing, que básicamente es otra forma de invertir en la investigación empresarial, que busca -a través de este actual ecosistema emprendedor y de las Startups- herramientas como las aceleradoras corporativas, el Venture Capital, o los Laboratorios de Innovación para desarrollar negocios.

Transferencia tecnológica

Con todos estos aportes, el modelo tradicional de la triple hélice ya no es totalmente válido. Los procesos de investigación, desarrollo e innovación son más abiertos y cuentan con nuevas formas  de ejecución, como:

Financiación: El Estado ya no es el único agente financiador. Las empresas han aumentado sus presupuestos internos para sus propios proyectos, pero aún está muy vigente la posibilidad de que la gente particular financie proyectos de investigación a través de cientos de plataformas de crowdfunding.

Generación de conocimiento: Si bien ese era el rol de las universidades, ahora es el papel de todos. Nuevamente, son las personas que se introducen en los procesos de innovación e investigación a través de plataformas de crowdsourcing. Las Startups también son vitales en este nuevo punto de generación de conocimiento, y de nuevo, a través de estrategias de Corporate Venturing.

Legislación: Ya no sólo legisla el estado, sino que el mercado presiona más que nunca en favor de legislaciones menos complejas.

Transferencia: Ahora, ya no solo las empresas llevan innovación al mercado, son las Startups desde sus espacios de control, las que pueden acercarnos a nuevos productos.

Si deseas tener más información sobre las especialidades en Innovación puedes ingresar aquí.

Categorías: Innovación

Etiquetas: ,,

Deja un comentario

Tu email no será publicado.