10 preguntas que debo formularme para saber si quiero ser empresario

Los profesionales que buscan convertirse en empresario deben notar algunas características, que incluso pueden desarrollarse desde niños como la tenacidad y el riesgo.

Con la evolución de las Startups, los hombres de negocio han evolucionado y comprendido que nadie puede saber con certeza si una persona se convertirá en un empresario exitoso. Esto, claro, independientemente de las cualidades que posea. Hay profesionales con destrezas innatas y gente experimentada que ha sabido potenciar sus habilidades para poder volverse empresario. Pero por qué algunos prosperan, otros se mantienen y algunos desaparecen.

Seguir las reglas

Hay algunas reglas y principios que pueden ayudar a determinar la posibilidad de que un profesional pueda convertirse en empresario o no, pero la condición de exitoso se basa en una combinación de información e instinto. No siempre la persona más capacitada tomará las mejores decisiones. En ese sentido, son el olfato y el saber anticipar los vaivenes que deparará el mercado las cualidades que  harán la diferencia.

No existen fórmulas secretas para que un profesional adquiera dichas condiciones. Pero si existen las ganas de empezar un negocio, quizá se pueda medir la capacidad, a través, de una serie de preguntas desarrolladas para profesionales que se han convertido en hombres de negocios exitosos. Las preguntas han sido elaboradas bajo una serie de condiciones y circunstancias que se han podido observar en varias ocasiones en el proceso de formación. Para lo cual se debe responder si o no al siguiente cuestionario:

1.- ¿Fue usted un estudiante con notas sobresalientes?

Esta cualidad demuestra preocupación por alcanzar objetivos, característica clave en los negocios.

2.- ¿Cuando era estudiante, disfrutaba de actividades grupales?

El trabajo en equipo es fundamental para mantener un negocio e crecimiento.

3.- ¿En su juventud, prefería estar solo con frecuencia?

Si la respuesta a este negocio es sí, procure revertir esa situación integrándose con sus colaboradores.

4.- ¿Cuando era niño, repartía diarios, lustraba zapatos o se dedicaba a cualquier otra pequeña empresa?

Haber comenzado en el mundo de los negocios desde niño le da al profesional un panorama más amplio de la realidad que lo rodea.

5.- ¿De niño, era obstinado?

La tenacidad y la perseverancia son sellos distintivos de la mayoría de empresarios prósperos. Estas cualidades se traducen en una resolución personal para hacer las cosas a su manera.

6.- ¿Era un niño cauteloso?

Si de niño evitaba correr riesgos debe saber que esto puede convertirse en una gran desventaja al embarcarse en un negocio propio.

7.- ¿Está cansado de seguir la misma rutina?

La flojera puede ser factor preponderante en el inicio de un negocio.

8.- ¿Recurriría a un préstamo financiero, sabiendo que lo puede perder todo?

En este caso la mayoría de empresarios prefiere utilizar parte de sus ahorros para acometer una nueva empresa.

9.- ¿Si fracasara en su nueva empresa, comenzaría de inmediato para establecer otra?

Los grandes empresarios no se desalientan por un revés. Reconocen oportunidades en donde otros ven obstáculos.

10.- ¿Es usted una persona optimista?

La actitud positiva es esencial para emprender negocios. Aún en condiciones económicas adversas.

Si deseas saber más sobre las especialidades en Negocios puedes ingresar aquí.

Categorías: Negocios

Etiquetas: ,,

Deja un comentario

Tu email no será publicado.